I feel wood!

I feel wood!

Trabajando con madera

El blog de ARTIFIC

Viejo-nuevo

ProyectosPosted by Carlos 31 Jul, 2016 18:31
El tiempo, las humedades, los ataques de xilófagos, el abandono... La madera tiene muchos y poderosos enemigos.

Pos suerte, hay quien valora el trabajo de antiguos artesanos y ve posible darle segundas oportunidades a objetos que se habían dado por amortizados y que sólo podrían ser reutilizados tras mucho trabajo de artesanos modernos.

Es el caso de esta puerta labrada íntegramente en un tablero a base de tablas encoladas y con traveseros de refuerzo en la parte posterior.
El cliente, sensible, apasionado y respetuoso con lo antiguo me solicita hacerla funcional conservando lo que se pueda. Sólo trabajo de carpintería, ya que los tratamientos y acabados correrán por su cuenta.
Como segundo encargo me encomienda la fabricación de otra puerta nueva similar a la vieja.

El estado de la parte inferior y las dimensiones de la puerta hacen necesaria una intervención severa con tres fines: eliminar en la medida de lo posible las zonas atacadas por xilófagos en las que la madera haya perdido consistencia, reforzar y fortalecer el tablero de modo que pueda ser usada y, por último, ampliarla en altura para que cumpla su función como puerta convencional.

Asi que, tras un estudio de las mejores opciones de consolidado de la puerta, comenzamos a retirar la mayor parte de la zona inferior y los ataques longitudinales en algunas de las tablas.
La peculiaridad de la puerta es que no fue construida con una estructura y cuarterones sino que todo el trabajo se ejecutó en un tablero de tablas encoladas longitudinalmente al estilo de modelos más antiguos. La labor de talla de plafones realizada sobre madera de pino poco seleccionada da a entender que se trata de un trabajo de carpintería popular, realizado por un artesano conocedor del oficio.

Todo ello me obligó a dar continuidad a las técnicas aplicadas en origen y a respetar defectos de espesores y dimensiones.
La eliminación de madera deteriorada y la preparación de cajeados para consolidar las tablas se llevó a cabo independientemente por la cara frontal y por la posterior de modo que al encolar las nuevas piezas el conjunto quedara perfectamente imbricado y armado.
Una vez consolidada, habiendo respetado más de dos terceras partes de la puerta y lo que se pudo de los labrados y manteniendo partes que, aunque atacadas, conservaban la suficiente madera como para mostrar las tallas y molduras, se trazó y replanteó el diseño de los nuevos plafones de la parte inferior con fidelidad al estilo y dimensiones del trabajo original.

Los rebajes se realizaron primero con fresadora eléctrica. Posteriormente, tanto los perfilados de molduras nuevos como las reposiciones se realizaron a mano con gubias y formones.
En la parte posterior se trataba de reforzar la unión entre lo viejo y lo nuevo añadiendo traveseros con la misma técnica que los existentes: encajados en una regata con los bordes en cola de milano.
Finalmente, tras echar alguna pieza más quedó lista para colgarla. La puerta armada consolidada y perfectamente usable.
Bueno, y comienza el proceso de fabricación de la réplica moderna.
Primero tomar nota de todas las dimensiones, diseños y formas de la puerta antigua tal como ha quedado tras su recomposición.
La nueva se realizara con la técnica de armadura de perneros y traveseros unidos con caja y espiga y acanalados en su interior para alojar plafones moldurados. Se mecanizará en lo posible la ejecución de espigados y acanalados y moldurados rectos, mientras que los curvos, remates y el rosetón central se tallarán a mano.
Tras la preparación de toda la madera, habiendo realizado los cajeados y espigados armo en seco la estructura para comprobar todos los ajustes. En la foto la parte posterior, en la frontal ya se han realizado y ajustado los cortes de las molduras lineales en cada pieza de la armadura. Una vez comprobado que todo encajará correctamente, realizaré las canales para los plafones.
Preparo los plafones...
Y, en el central, dibujo y tallo a mano el motivo...
Luego realizo el encolado definitivo...
Queda el perfilado y moldurado de las partes curvas y algunos detalles que deberé tallar a mano.
Esta puerta es nueva y la debo entregar preparada para que el cliente le aplique los tratamientos de acabado que considere, tal como hará con la puerta antigua. De modo que debo lijarla a conciencia y dejarla en crudo, sin marcas.
Y, casi finalizado el trabajo, con las dos puertas colgadas, sin guarniciones todavía y sin tratamientos de acabado... pero abriendo y cerrando, lucían así.
Ya queda menos... pero las obras se alargan...

Como detalle interesante, el herraje de cierre original y su escudo se han mantenido y se ha realizado una réplica de modo que las dos puertas abren y cierran con picaporte y pomo de hierro.






  • Comments(0)

Fill in only if you are not real





The following XHTML tags are allowed: <b>, <br/>, <em>, <i>, <strong>, <u>. CSS styles and Javascript are not permitted.